Una necesidad

La Oficina de Estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, publicó en el año 2016 un informe sobre la generación de residuos municipales en la Unión Europea que recogía los datos obtenidos en 2014.

Cada ciudadano de la Unión genera 475 kilogramos de basura.

De media, un 28% se depositan en vertederos, un 27% son incinerados, un 16% se usa para el compostaje y solamente un 28% son reciclados.

En España, cada habitante genera 435 kilogramos, situándose por debajo de la media en cuanto a cantidad de basura municipal generada.

La estrategia general comunitaria sobre residuos de 1996, establece una jerarquía de operaciones de gestión de residuos:

  • Prevención de los residuos
  • Reciclado y reutilización
  • Eliminación definitiva óptima y un mayor control.

En España, en 2018, se recicló el 33.9% del residuo sólido urbano (RSU) que generó; sin embargo; Europa exige para el año 2025 que se recicle un 55%.